Comparte

Kyle Rittenhouse, un joven de 17 años de Illinois, quien es acusado de matar a dos personas durante una protesta contra el racismo policial, pagó una fianza de 2 millones de dólares el viernes y fue puesto en libertad;  su caso se ha convertido en un grito de guerra para algunos conservadores estadounidenses.

Rittenhouse está acusado de disparar contra Joseph Rosenbaum y Anthony Huber y herir a Gaige Grosskreutz durante una manifestación el 25 de agosto que siguió al tiroteo de la policía contra Jacob Blake en Kenosha.

Rittenhouse dijo a la policía que fue atacado mientras vigilaba un negocio y disparó en defensa propia.

El joven se enfrenta a múltiples cargos, que incluyen homicidio intencional, peligro imprudente y por ser menor de edad en posesión de un arma de fuego.

La ley de Wisconsin no permite que los menores porten armas a menos que estén cazando.

Debe regresar a la corte el 3 de diciembre para una audiencia preliminar.

El abogado de Rittenhouse, Mark Richards, pidió una fianza de 750 mil dólares, pero el juez finalmente fijó una fianza de 2 millones, diciendo que Rittenhouse representaba un riesgo de fuga debido a la seriedad de los cargos en su contra.

Cabe mencionar que los partidarios del movimiento Black Lives Matter han pintado a Rittenhouse como un supremacista blanco de gatillo fácil.

Enn tanto, grupos conservadores, molestos por la destrucción de propiedades durante las recientes protestas, lo han retratado como un patriota que ejerce su derecho a portar armas durante los disturbios.

Un fondo de defensa legal para él ha atraído millones de dólares en donaciones , y su madre recibió una ovación de pie de las mujeres en una función republicana del condado de Waukesha en septiembre

Comparte