Comparte

El ultraderechista Jair Bolsonaro, ganó la elección presidencial de Brasil y desde el primer instante, dejó en claro que comienza una nueva era en Brasil.

Bolsonaro, obtuvo el triunfo con un contundente 55.13 por ciento frente al 44.87 por ciento de Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores.

Bolsonaro se dirigió a sus compatriotas por Facebook, rezó con su familia y compareció en televisión sin mencionar a su adversario.

Con su victoria, concluye una campaña marcada por la tensión, la desinformación en las redes sociales y, principalmente por las actitudes antidemocráticas de Bolsonaro, donde sus amenazas y diatribas abocan al mayor país de América Latina a la incertidumbre y refuerzan el auge de la ultraderecha en todo Occidente.

Comparte