Comparte

Un grupo de tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) señaló que representa más del 50 por ciento del monto total de la emisión por seis mil millones de dólares y no respalda el plan de recompra de deuda.

Días atrás, el gobierno federal lanzó una oferta de recompra por mil 800 millones de dólares en bonos a través del Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (Mexcat), lo que causó alivio entre los inversionistas, aunque algunos se mostraron negativos a la propuesta.

El autodenominado «Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT» señaló en ese momento que poseía más del 50 por ciento del monto principal de al menos una serie de bonos y que tenía algunas preocupaciones, por lo que no respaldaba la propuesta, aunque estaba dispuesto a negociar.

Los bonos por recomprar son parte de un total de 6 mil millones de dólares en papeles internacionales emitidos por Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) para costear la construcción de la terminal aérea valorada en más de 13 mil millones de dólares.

Comparte