Comparte

*Piden al consul, les consiga un permiso para transitar libres por México durante 15 días.
* algunos continuaran su camino a pie, hasta llegar a Tierra Blanca

Juan Rodríguez Clara, Ver.
Información Edna López Domìnguez.

A m√°s de 24 horas de que cientos de migrantes Centroamericanos se refugiaran en Juan Rodr√≠guez Clara , despu√©s de haber sido atacados por agentes de migraci√≥n en una redada en el puente que comunica de los Tigres a Jimba tinaco, los hombres y mujeres en su mayor√≠a hondure√Īos, han sido respaldados por ciudadanos y autoridades municipales.

Ante este panorama que hay en Rodr√≠guez Clara, el alcalde Sergio Manzur Navarrete giro instrucciones para que se habilitara el sal√≥n de usos m√ļltiples como albergue de migrantes, y de esta manera no est√©n expuestos a las altas temperaturas y el peligro de estar pidiendo comida y dinero en las orillas de las avenidas.

Cabe referir que dos trenes han pasado, con agentes de migración a bordo que no permiten que se suban los indocumentados, quienes tienen temor de caminar por las vías y seguir su curso.
‚Äú Estamos sensibilizados a esto que ocurre, por ello a trav√©s del departamento de protecci√≥n civil vamos a brindar los servicios b√°sicos a los hombres y mujeres que van en su traves√≠a de alcanzar el sue√Īo americano, les vamos a dar agua, comida y refugio mientras se resuelve su situaci√≥n, y estaremos pendientes de que las autoridades correspondientes acudan para hacer lo correspondiente, en este caso, derechos humanos y el c√≥nsul, as√≠ como el ministerio p√ļblico y les brindaremos seguridad municipal.‚ÄĚ Se√Īalaron las autoridades.

Han sido taxistas, amas de casa, empresarios, religiosos, doctores y población en general que les llevan agua, comida, ropa, calzado y lo necesario.
Al refugio arribo el cónsul de honduras Emilson Martínez Magastume, quien sugirió a sus connacionales que si alguno iba a interponer denuncia seria en la ciudad de Acayucan y que el proceso tardaría en avanzar de 15 a 20 días, mientras, los refugiarían en la casa del migrante en Oluta.

Ante esto los migrantes solicitaban que el fuera intermediario para que todos tuvieran un permiso de 15 días para transitar libres por México y así podrían llegar seguros a la frontera sin tener encima el temor de ser atacados por los agentes de migración.
La petición fue omitida, por lo que la mayoría decidió esperar a la bestia o de lo contrario seguir a pie su camino, ya que ni los representantes de derechos humanos ni el consulado les brindaron la atención y protección que ellos esperaban.

Comparte