Comparte

Este lunes, el presidente Enrique Peña Nieto y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se reunieron por tercera vez en Palacio Nacional, esta vez junto con sus respectivos gabinetes para comenzar formalmente la transición de gobierno.

Al término del encuentro, Peña Nieto y López Obrador por primera vez dieron un mensaje conjunto y respondieron diversos cuestionamientos, entre ellos, la consulta por el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, la liberación y señalamientos de la ex dirigente del SNTE y la reforma educativa.

Peña Nieto descartó que Gordillo fuera una perseguida política, como acusó ayer la ex lideresa del SNTE, mientras que López Obrador negó que la maestra sea partícipe en su gobierno y reiteró que en la siguiente administración nadie estará por encima de la ley.

En otro tema, AMLO reafirmó que cancelará la reforma educativa implementada en la actual administración y consideró que con un nuevo plan educativo se puede mejorar la calidad de la enseñanza y, al mismo tiempo, puede ampliarse la cobertura; por su parte, el presidente Peña descartó que haya disputa con el próximo gobierno en materia educativa y aclaró que solo “hay visiones diferentes”.

Finalmente, el actual presidente garantizó que la construcción del aeropuerto en Texcoco “sigue su curso”, debido a que hay contratos asignados a distintas empresas que participan en este proyecto.

Con este encuentro inició formalmente el proceso de transición de gobiernos, aunque fue la tercera reunión de Peña Nieto con López Obrador tras la victoria de AMLO en los comicios del pasado 1 de julio.

Ambos mandatarios coincidieron en que el proceso de transición se ha dado en un ambiente respetuoso y de paz.

Comparte