Comparte

Información:Evelyn Román
Veracruz,Ver.

El vocero de la diócesis de Veracruz, Victor Díaz Mendoza consideró que el ingreso de migrantes a cualquier país debe ser libre pero apegado a derecho para evitar afectaciones.

Luego de que más de tres mil migrantes hondureños entraran por la frontera con Chiapas, el párroco consideró que no debe criminalizarse a estas personas pues recordó que los seres humanos son hermanos antes los ojos de Dios que deben amarse, respetarse y apoyarse.

“No hay que criminalizarlos, Ellos van hacia Estados Unidos, por aquí van de paso, hay que darles el apoyo necesario, ellos van rumbo a Estados Unidos y pues allá con ellos es más difícil el trato”, dijo.

Diaz Mendoza mencionó que por parte de la iglesia habrá apoyo con alimento y resguardo a migrantes que vayan de paso por el estado.

Recordó que el migrante va buscando su bienestar, comida y seguridad para él y sus familias.

Además, insistió en que la situación que vive Honduras debe volverse un momento de reflexión para Mexico y toda América Latina pues reconoció que ningún país está exento de vivir una crisis similar.

Comparte