Comparte

Oficiales de la Policía Federal informaron que al realizar inspecciones de rutina por las diferentes empresas de paquetería que operan en el Aeropuerto Internacional Manuel Crescencio Rejón de Mérida, Yucatán, detectaron una caja de cartón que procedía de Chetumal, Quintana Roo, por lo que al abrirla para revisar su contenido hallaron tres kilogramos de buches de totoaba deshidratados, empacados en bolsas de plástico.

Los buches de totoaba, especie endémica de México y protegida por las leyes federales, son muy cotizados en el mercado asiático, y tenían como destino la ciudad de Washington, Estados Unidos, donde su valor alcanza hasta 20 mil dólares por kilo.

El producto ilegal fue puesto a disposición de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), donde se encargarán de deslindar responsabilidades, y solicitarán la intervención de la Fiscalía General de la República (FGR) para proceder contra los responsables.

Comparte