Comparte

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, indicó que la exigencia de una prueba negativa de Covid-19 a empleados de empresas es ilegal.

Según el funcionario, los Centros de Atención Respiratoria han detectado que algunas organizaciones piden este tipo de resultado a sus trabajadores, e incluso, al nuevo personal por contratar.

Robledo Aburto dijo que si insisten en solicitar una prueba negativa, la aplicación de una prueba de detección debe correr a cargo del empleador, quien debe asumir el gasto.

“No es legal ni es debido que se pidan pruebas negativas para empezar a trabajar, a menos que los ofrezca el centro de trabajo y que ellos puedan ofrecerlas, pero no a costa del trabajador”, afirmó.

Comparte