Comparte

México debe convertirse en un país que vea por sus migrantes y aquellas personas que transitan nuestro territorio  y es necesario la creación de políticas públicas en favor de la movilidad humana, afirmó la Arquidiócesis Primada de México.

Luego que el pasado jueves se cumplió el plazo judicial para que el Gobierno de Estados Unidos reintegre a la totalidad de niños y adolescentes a sus familias migrantes, luego de que estos fueran separados de sus padres al intentar cruzar la frontera.

La iglesia criticó que la medida causó indignación entre la comunidad internacional, lo que llevó al mandatario Trump a firmar una Orden Ejecutiva para la reintegración de las familias, lo cual no se ha cumplido.

Comparte