Comparte

El huracán Florence, considerado “extremadamente peligroso» y la peor tormenta que afecte la zona en décadas, sigue su paso hacia Estados Unidos, y provocaría grandes olas e inundaciones en áreas costeras de Carolina del Norte y del Sur.

Florence tenía vientos máximos sostenidos de 210 kilómetros por hora y se desplazaba en una trayectoria que mostraba que su centro probablemente golpearía la costa sur de Carolina del Norte el viernes próximo, informó el Centro Nacional de Huracanes.

Los datos del Centro de Huracanes de este miércoles reportaron que la tormenta se acercaba a la costa trayendo consigo días de fuertes lluvias que provocarían intensas inundaciones desde Carolina del Sur a Virginia, donde algunas áreas podrían registrar hasta un metro de lluvia.

Se pronostica que los primeros vientos de fuerza de tormenta tropical alcanzarán al menos 39 63 km/h y llegarían a la región el jueves con el centro de la tormenta entrando a la costa el viernes.

Comparte