Comparte

La lluvia de estrellas de Oriónidas se observa en todo el mundo cada año entre los meses de octubre y noviembre, y será el próximo domingo 21 y la madrugada del lunes 22 de octubre cuando llegará a su momento de máximo esplendor.

La lluvia está asociada a la trayectoria del cometa Halley y durante este periodo del año la Tierra atraviesa una corriente de desechos polvorientos de este cometa que chocan con la atmósfera de la Tierra viajando a 2 mil 300 kilómetros por hora.

Tienen una tasa de actividad de entre 15 y 70 meteoros por hora y una alta velocidad, 66 kilómetros por segundo.

La lluvia de meteoros debe su nombre a que ocurren cuando la constelación de Orión se alinea con la Tierra, y puede identificarse junto a las tres estrellas brillantes conocidas como de los Reyes Magos.

El fenómeno astronómico inició actividad el pasado 23 de septiembre, mientras que el último día de un posible avistamiento en este año será el 27 de noviembre.

Comparte