Comparte

Las autoridades de India ordenaron la inspección de todos los centros de atención infantil de las Misioneras de la Caridad, fundada por la célebre Madre Teresa en 1950, tras denuncias de presunta venta de recién nacidos; dichos centros serán registrados con la Autoridad Central de Adopciones en el plazo de un mes.

Por su parte, el ministerio de Desarrollo de la Mujer y la Infancia instruyó a los estados indios inspeccionar los centros administradas por las Misioneras de la Caridad.

Las órdenes se dieron luego de que a principios de mes la policía detuvo a una monja y una empleada de la orden por presunta venta de infantes en el marco de una red de tráfico de niños en Ranchi, capital del noroccidental estado de Jharkhand.

Ambas mujeres fueron acusadas de vender en total a cuatro menores en Jharkhand y el norteño estado de Uttar Pradesh.

Comparte