Comparte

El gobierno de Francia aprobó una ley que prohíbe el uso de teléfonos celulares en las escuelas primarias y secundarias durante todo el día, incluyendo los recreos.

Con esto se plantea ayudar a los estudiantes a concentrarse en sus clases, una mejor socialización y reducir el uso de redes sociales, además de combatir el bullying por internet y evitar los robos y la violencia al interior de las escuelas.

Dicha ley también permite a los maestros confiscar los teléfonos durante todo el día en caso de que se desobedezca la orden; dicha ley prohíbe el uso de dispositivos electrónicos en los salones de clase de Francia y entró en vigor el pasado 5 de agosto, pero apenas se comenzó a ejecutar este tres de septiembre.

Comparte