Comparte

Para evitar la elaboración de drogas sintéticas, como el fentanilo, el gobierno incorporó 14 nuevas sustancias químicas de uso dual a la lista de precursores químicos controlados.
Son piperidina y sales, cianuro de sodio, estireno, alcohol etílico sin desnaturalizar, hexano heptano, amoniaco anhídrido, carbonato de sodio, metanol (alcohol metílico), alcohol isopropílico, etilenglicol (etanodiol), ácido acético, acetato de n-butilo, anhídrido acético y ácido tartárico.

La secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, reveló que mientras un kilo de marihuana puede producirse en cinco o seis meses y venderse en 50 dólares en México y hasta 160 dólares en Los Ángeles, California, uno de fentanilo tarda dos horas en producirse y tienen un valor aproximado de 5 mil dólares en nuestro país y 200 mil dólares en Estados Unidos, lo que reditúa ganancias en tiempo récord al crimen organizado.

“Si bien marihuana y solvente siguen siendo un riesgo para la población, en especial para los jóvenes y adolescentes, las metanfetaminas y el fentanilo son las sustancias con mayor impacto en la salud pública y con mayores márgenes de ganancia”, alertó.

En mayo de este año, el secretario de Marina, el almirante José Rafael Ojeda, señaló que el gobierno trabajaba en una reforma para ingresar a la lista de precursores químicos controlados más sustancias químicas detectadas dentro de los decomisos de droga sintética que se realizan.

Ojeda afirmó que, ante el reforzamiento de la seguridad en los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas, los más importantes del pacífico mexicano por el volumen de carga que reciben procedente de Asia, los grupos delictivos están optando también por los puertos de Ensenada y Guaymas, para el tráfico de precursores químicos y la elaboración de fentanilo y metanfetaminas.

Comparte