Comparte

Por Manuel Carvallo

Las fosas clandestinas encontradas a lo largo y ancho del estado de Veracruz, no son más que el resultados de décadas de corrupción, impunidad y una ausencia total de procuración de justicia, afirmó mediante un comunicado en su página oficial la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

A través de la misiva, la CNDH lamentó profundamente que las autoridades estatales lejos de producir investigaciones reales, sustentables y eficaces para la localización de víctimas y ejercitar la acción penal en contra de los responsables, en la mayoría de los casos sitúa a las víctimas y a sus familiares en estado de abandono y peor aún los criminaliza.

«El gobierno estatal les ha negado su derecho reconocido en la Constitución General de la República e instrumentos internacionales en la materia», asegura la CNDH.

Por ello, dio a conocer la Comisión Nacional de los Derechos Humanos realizó un ejercicio de muestreo en seguimiento de su Informe Especial sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México, y solicitará a las autoridades la información oficial disponible.

El hallazgo de fosas clandestinas desafía y cuestiona las capacidades y recursos del Estado mexicano para dar respuesta a una situación que, con el paso del tiempo, se ha convertido en obstáculo que no se ha podido superar en el camino hacia una cultura sustentada en la
observancia de los derechos humanos y el respeto a la dignidad de las personas.

Esto lo dio a conocer luego de haberse dado el hallazgo de la fosa clandestina en Veracruz, en el municipio de Alvarado.

Comparte