Comparte

Filipinas reforzó sus medidas de prevención ante la llegada del tifón Mangkhut, luego de que dio un cambio inesperado en su trayectoria, que lo alejó de Taiwán y lo acercó a este archipiélago.

La alerta se dio en el norte de Luzón, la principal isla del país y donde se encuentra la capital Manila, con un estimado de 10 millones de personas en riesgo.

El servicio meteorológico filipino señaló que Ompong, como se conoce localmente al tifón, es hasta ahora el de mayor intensidad en la actual temporada.

Comparte