Comparte

Los enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán se desataron nuevamente en la región separatista de Nagorno–Karabaj, dejando 16 muertos y más de 100 heridos, igualmente, el Presidente azerbaiyano informó que sus fuerzas militares han sufrido pérdidas.

Armenia explicó que dos helicópteros de Azerbaiyán fueron destruidos y tres tanques de guerra azeríes fueron blanco de artillería, sin embargo, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán negó el informe.

Los ataques comenzaron en la región ubicada en territorio azerbaiyano que ha estado controlada por las fuerzas étnicas armenias —respaldadas por Armenia— desde el fin de la guerra separatista en 1994.

Por el momento, se ignora qué originó el enfrentamiento, el más fuerte desde que los combates en julio cobraron las vidas de 16 personas de ambos bandos.

Azerbaiyán declaró la ley marcial en el país, así como toque de queda en Bakú y otras ciudades, a raíz de los combates entre los separatistas de Nagorno–Karabaj, apoyados por Armenia.

Comparte