Comparte

Fueron exhumados para realizarles la necropsia los cuerpos de cuatro bebés prematuros que fallecieron en el José G. Parres, de Cuernavaca, a fin de determinar la causa de los decesos, afirmó el fiscal del estado de Morelos, Uriel Carmona Gándara.

Informó que se han recibido cuatro denuncias sobre los hechos, pero no descartó que puedan recibir más.

Agregó que en el primer resultado de un caso se determinó que fallecieron por causas congénitas, aunque, aseguró, que la investigación será a fondo y si hay responsabilidad de funcionarios sobre estos hechos, serán fincadas.

Comparte