Comparte

Se detuvieron algunas actividades de producción petrolera y se evacuó a trabajadores de una plataforma por parte de la compañía Royal Dutch Shell Plc, ante el avance de la tormenta “Beta”.

Esto ante el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes, la tormenta “Beta” se fortalecería gradualmente para afectar la costa de Texas durante toda la semana, por lo que se determinó evacuar a sus trabajadores.

Agrega que un 17 por ciento de la producción de crudo costas afuera en aguas estadounidenses del Golfo de México continuaba fuera de servicio este sábado debido a las olas y vientos del huracán “Sally”, así como un 13 por ciento de la producción de gas.

Comparte