Comparte

Andrea Sánchez Navarro, alumna del doctorado en Ciencias Biomédicas de la UNAM, recibió el Premio Nacional de la Juventud en la categoría de Ciencia y Tecnología, por su estudio para la detección temprana de daño renal.

La estudiante descubrió que la molécula Serpina3k podría servir como marcador para detectar de manera temprana daño renal, sin necesidad de hacer biopsia, descubrió bajo la asesoria de Norma Bobadilla Sandoval, investigadora de la Unidad Periférica del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).

La enfermedad renal crónica es la pérdida permanente de las funciones de los riñones, a consecuencia de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes mellitus e hipertensión arterial.

De acuerdo con datos del INEGI, en 2016 murieron 13 mil 132 personas, por insuficiencia renal, por lo que se colocó en el lugar diez entre las principales causas de mortalidad.

Interesada en encontrar un método para detectar a tiempo la enfermedad, Sánchez Navarro buscó en modelos animales marcadores moleculares tempranos, informó la UNAM en un comunicado.

Comparte