Comparte

Evelyn Román

Veracruz. “Están confundiendo el amor con las ganas de ir al baño”, opinó el diputado local panista José Luis Enríquez Ambell sobre la toma del congreso por parte de la bancada de Morena.

Luego de que los diputados por Morena cerraran la entrada al congreso tras la presunción de que en la sesión permanente se aprobaría la donación de bienes inmuebles del estado al ayuntamiento de Veracruz, así como la presunta creación “fast track” del municipio 213, el diputado negó que estas iniciativas estuvieran en la orden del día.

Consideró que los diputados por Morena están actuando de forma perjudicial para la operatividad del congreso, además, insistió en que dichas propuestas estuvieran en la orden del día.

“Respetable por un lado la posición que puedan guardar los compañeros legisladores de Morena, pero muy lamentable porque están diciendo cosas que no son. Hablan de que se va a sesionar con respecto a la donación de algunos inmuebles a favor de algunos alcaldes y no se ha sesionado en torno a la materia” dijo.

Enríquez Ambell recordó que el cuatro de noviembre termina la actual legislatura y el cierre del recinto afecta severamente la realización de finiquitos y el proceso de entrega recepción a la próxima legislatura.

Comparte