Comparte

John Creamer, encargado de Negocios de la embajada de Estados Unidos en México, señaló el gran compromiso de la Unión Americana con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y destacó la intención de trabajar en conjunto para mejorar la relación bilateral.

Creamer, quien dirige la representación estadounidense en territorio mexicano, tras la partida de la ex embajadora Roberta Jacobson, puntualizó que las recientes elecciones demostraron lo comprometido que está el pueblo mexicano con sus valores democráticos.

Refirió que ambos países están entrelazados económicamente, luego de que México es su tercer socio comercial más grande, ya que en 2017 intercambiaron más de 623 mil millones de dólares en bienes y servicios.

Creamer comentó que ambas naciones colaboran regional y globalmente para abordar intereses mutuos y precisó que se renueva el compromiso de abordar las condiciones económicas, de seguridad y de gobierno subyacentes que impulsan la inmigración ilegal en Centroamérica.

También, dijo, ambos países están comprometidos en trabajar juntos para fortalecer los lazos económicos, de manera que beneficien a los ciudadanos de los dos países.

A futuro, el funcionario estadounidense enfatizó que espera que ambos gobiernos sigan trabajando juntos para combatir el tráfico de drogas; interrumpir el movimiento ilícito de efectivo, armas y drogas a través de la frontera compartida; fortalecer la rendición de cuentas por corrupción y abusos contra los derechos humanos y llevar a los miembros de organizaciones criminales transnacionales ante la justicia.

Comparte