Comparte

Por Nora Hernández

Tuxpan. Luego del derrame de hidrocarburos en un oleogasoducto de 20 pulgadas de diámetro de la plataforma Marsopa, hacia la batería de separación Punta de Piedra, localizada frente a las costas de Tuxpan, a casi 12 kilómetros al sureste del arrecife Lobos Tuxpan, la Coordinación Local para Atención de Derrames de Hidrocarburos y Sustancias Nocivas Potencialmente Peligrosas en las Zonas Marinas Mexicanas dio a conocer que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), en coordinación con la Universidad Veracruzana (UV) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), realizan acciones de verificación en la zona del área de protección de flora y fauna, en el sistema arrecifal Lobos – Tuxpan.

Aseguraron que los especialistas evalúan las condiciones de las comunidades coralinas en todos los arrecifes del polígono.

Es por ello, que se están realizando recorridos de inspección visual en embarcaciones y vehículos aéreos, además, han efectuado inmersiones en cada arrecife para asegurar que no existan efectos negativos en el ecosistema.

A su vez Petróleos Mexicanos (Pemex) está dando la atención con personal especializado y los recursos necesarios para contener la emanación de hidrocarburo, a su vez que realiza la reparación del ducto, así como las pruebas correspondientes para verificar su hermeticidad.

Asimismo, la Secretaría de Marina a través de sus departamentos de Protección al Medio Ambiente Marino y Coordinadora de Programas contra la Contaminación del Mar a bordo, participa en la  limpieza y proporciona apoyos de recorridos marinos y aéreos en el monitoreo de la contingencia.

Mientras que la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos (ASEA) como parte de sus atribuciones, se mantiene en coordinación permanente con las autoridades competentes para dar seguimiento al desarrollo de este incidente.

Comparte