Comparte

La empresa Global Air informó, mediante un comunicado, que tras realizar la investigación correspondiente sobre el accidente de cubana de aviación, ocurrido el pasado 18 de mayo en La Habana y en el que murieron 109 personas, se concluyó que obedeció a un error humano.

Los datos se obtuvieron de los registros de voz y vuelo de la aeronave accidentada, además se procedió a reconstruir el vuelo en un simulador para reproducir las maniobras que la tripulación realizó durante la operación.

“Los datos revelan que la tripulación despegó la aeronave en un ángulo de ascenso muy pronunciado, creando una falta de sustentación que trajo como consecuencia el desplome de la aeronave”, afirmó la empresa en el comunicado.

Comparte