Comparte

México dialoga con la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que permita sembrar, cultivar y producir amapola con fines medicinales, y se buscará despenalizar fármacos como la morfina, anunció la futura titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Afirmó que el asunto de las drogas en México es un problema de seguridad, no de prohibicionismos, y festejó la postura del general Salvador Cienfuegos, a favor de la producción de amapola y del expresidente Zedillo de terminar con el modelo prohibicionista.

Sánchez Cordero manifestó que, en vez de penalizar a los campesinos por la producción de amapola en 120 regiones del país, es necesario cambiar la política prohibicionista, por lo que el próximo gobierno apuesta por la despenalización para el consumo recreativo de la mota y médico de la amapola.

Comparte