Comparte

Las autoridades de Indonesia, a partir de este lunes enterrarán en una fosa común a centenares de muertos causados por el terremoto seguido de un tsunami que sacudió el viernes la isla de Célebes, mientras continua la búsqueda de víctimas y supervivientes.

La fosa se abrirá en las afueras de Palu, una ciudad de 350 mil habitantes en la costa occidental de la isla de Célebes, que es la más afectada por la catástrofe, con 821 de los 844 muertos registrados.

La decisión de abrir la fosa común se tomó para prevenir la propagación de epidemias y en ella se enterrarán las víctimas mortales que hayan sido identificadas.

Naciones Unidas calcula que 191 mil personas requieren ayuda humanitaria de manera urgente.

Comparte