Comparte

En Pompeya, se descubrieron los restos de dos hombres que murieron tras la erupción del volcán Monte Vesubio en el año 79 d.C.

Cuando el Vesubio entró en erupción en 79 d.C., la antigua ciudad romana de Pompeya se encontraba cubierta de ceniza volcánica caliente, lo cual ocasionó la muerte de unas 2,000 personas y congeló la ciudad en el tiempo.

Los dos últimos cadáveres descubiertos fueron encontrados durante la excavación de una gran villa a las afueras de la ciudad este mes.

“Estas dos víctimas quizás buscaban refugio cuando fueron arrastradas por la corriente alrededor de las nueve de la mañana”, comentó Massimo Osanna, director del Parque Arqueológico de Pompeya.

Los cuerpos yacían juntos en una cámara subterránea de la villa, ubicada en Civita Giuliana, ubicada aproximadamente a 700 metros al noroeste del centro de Pompeya.

Se cree que uno de los cuerpos es un hombre de alto estatus, de entre 30 y 40 años, ya que hallaron rastros de lana debajo del cuello, además, tenía una estructura ósea fuerte y probablemente vestía una túnica.

Por otro lado, el segundo cuerpo es de un hombre más joven, de entre 18 y 23 años, vestido con una túnica plisada, tenía las vértebras comprimidas, lo que sugiere que era un trabajador manual o un esclavo.

Massimo Osanna describió el hallazgo como “verdaderamente excepcional”, mientras que el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, señaló en un comunicado de prensa el estado de Pompeya como “un lugar increíble para la investigación y el estudio”.

Comparte