Comparte

Carne de delfín fue hallada en latas de atún de marcas comerciales, analizadas en laboratorio por investigadores de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la UNAM, quienes informaron que la ingesta de delfín no representa un riesgo para la salud.

Tras analizar muestras de latas de atún comercial en agua y aceite, en tres de quince, se determinó la presencia de una especie distinta a la que se ostenta en etiquetas.

Luego de la extracción y purificación del ADN y de Reacción en Cadena de la Polimerasa, evidenciaron un grave fraude alimentario, al determinar que la carne de delfín es un componente que no se declara en el etiquetado y pone en riesgo a una especie protegida y en peligro de extinción.

Comparte