Hasta el momento, la mujer no ha dado explicaciones de los hechos.
Comparte

 

VIENA

Este sábado, una mujer de 31 años confesó a la policía austriaca  que mató a sus tres hijas de, 8 meses, 3 años y 9 años.

La mujer había llamado  a emergencias por la mañana diciendo que quería suicidarse y al llegar al lugar la policía encontró los cuerpos de las dos  niñas más pequeñas,  la cuáles habían sido asfixiadas.

La hija mayor sobrevivió  y fue hospitalizada pero más tarde también falleció, hasta el momento, la mujer no ha dado explicaciones de los hechos.

 

 

Comparte