Comparte

A partir de este miércoles empiezan a correr los 15 días que tiene la PGR como plazo para presentar por escrito la acusación y datos de prueba con los que se llevaría a juicio al ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa por los delitos de lavado y delincuencia organizada.

De acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales, una vez que la PGR cumpla con el procedimiento, el juez de control citará a una audiencia intermedia para depurar las pruebas, que se llevaría en un plazo de 30 a 40 días naturales.

Si los fiscales no cumplen con su obligación de presentar la acusación en el término establecido, la omisión será comunicada por el juez de control al Procurador o el encargado de despacho de la PGR para que se pronuncie también en un plazo de 15 días.

Luego de este periodo, “el juez de control ordenará el sobreseimiento”, lo que implica la cancelación del procedimiento judicial, aunque en el caso de Duarte no significaría su libertad debido a que tiene otros procesos en curso.

Comparte