Comparte

 

Redacción

Boca del Río, Ver.

El gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, lamentó el mal trato que recibieron los empresarios veracruzanos por parte del gobierno del estado.

Dijo que los empresarios, como todos los ciudadanos, merecen respeto y el gobernador debiera dar ese ejemplo en vez de mandar a desalojarlos por la fuerza.

Adelantó que él va a pagar las deudas institucionales y cuyas cuentas se comprueben con obras o servicios, que esas empresas hayan prestado a las instituciones estatales.

También dijo que apoyará a los municipios que hoy mantienen deudas y citó de manera especial a Minatitlán y Coatzacoalcos, donde estuvo este jueves y le informaron que existen  hasta laudos que tendrán que ser analizados, situación que va a atender a través de un esquema de ahorro.

Acompañado de Ernesto Pérez Astorga e Iván Martínez, quienes forman parte de su equipo de trabajo, asistieron a reunión con empresarios de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, para conocer cuáles son los programas prioritarios que se deben atender en este rubro.

En dicha reunión con restauranteros y hoteleros, comentó que espera trabajar coordinadamente con ese sector, crear las condiciones para que los turistas visiten con mayor frecuencia esa zona, y anunció que el Festival Internacional de Salsa regresará a Veracruz-Boca del Río, por lo que les pidió que fueran trabajando conjuntamente en una propuesta viable para el próximo año.

El gobernador electo, no quiso revelar los nombres de los que serán integrantes de su gabinete y dijo que se reservaría hasta el mes de noviembre pero que serán mujeres y hombres del norte, centro y sur de la entidad veracruzana.

Comparte