Comparte


El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) reinició los vuelos de deportación acelerada para los migrantes centroamericanos.

A través de un comunicado, el DHS indicó que ‘aquellos que no busquen protección o que no califiquen serán devueltos de inmediato a su país de origen’.

The Washington Post reportó que ‘casi la mitad de los padres e hijos fueron retirados de los manifiestos de pasajeros porque dieron positivo en la prueba de COVID o estuvieron expuestos a alguien infectado’.

‘Las familias detenidas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza fueron trasladadas a través de las Operaciones Aéreas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos a sus países de origen, Guatemala, El Salvador y Honduras’, detalló el DHS.

La dependencia dijo que ‘al colocar a familias de deportación acelerada que no pueden ser expulsadas bajo el Título 42, estamos dejando en claro que aquellos que no califiquen para permanecer en Estados Unidos serán removidos de inmediato’.

Comparte