Comparte

Mil 515 docentes y personal de 300 Centros de Atención para Estudiantes con Discapacidad (CAED) de todo el país cumplieron ayer tres meses sin cobrar su salario, que significa el primer retraso largo de pagos en la presente administración.

Lamentan que estas escuelas para discapacitados de la SEP estén casi en el abandono, por falta de pagos regulares desde hace nueve años, por la desactualización de los planes de estudio y por la falta de recursos para gastos administrativos, poniendo en riesgo la educación de alrededor de 20 mil estudiantes en todo el país.

Los CAED atienden a personas con discapacidades visual, auditiva, motriz e intelectual para que puedan concluir su bachillerato, pero mantiene una rotación continua de personal, pues los profesores renuncian por la falta de pago.

Comparte