Comparte

Un tribunal australiano ordenó este lunes la liberación del tenista número uno del ranking mundial, el serbio Novak Djokovic, quien se encontraba detenido desde el jueves pasado en un hotel de la ciudad de Melbourne tras la revocación de su visado por no estar vacunado contra la covid-19.

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó al Gobierno australiano implementar la orden de liberación en los próximos 30 minutos, entregarle su pasaporte y sus efectos personales y pagar los costos legales de Djokovic, quien podría jugar en el Abierto de Australia.

El abogado gubernamental Christopher Tran le dijo al juez después de la decisión que el Ministro de Inmigración, Ciudadanía, Servicios Migratorios y Asuntos Multiculturales, Alex Hawke, “considerará si ejerce su poder personal de cancelación”.

Eso significa que Djokovic podría de nuevo enfrentar deportación y perderse el Abierto de Australia, que inicia el 17 de enero.

Comparte