Comparte

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró que el dictamen de la empresa noruega DNV sobre el derrumbe en la Línea 12 del Metro «es acertado y un buen análisis» para ver lo que ocasionó el incidente.

«Creo que la empresa que lo elaboró es seria y también ayer lo respaldaron especialistas en ingeniería de la UNAM, quienes coincidieron en que se habían cometido estas fallas», refirió el mandatario.

El mandatario nacional indicó que hay coincidencias en las fallas, sin embargo, no puede adelantar si hubo o no corrupción.

«Nosotros no somos encubridores, no somos como los de antes», señaló el presidente, quien afirmó que será la Fiscalía de la Ciudad de México la encargada de determinar las responsabilidades.

Comparte