Comparte

Un maestro de un jardín de niños en la ciudad china de Jiaozuo fue detenido por presuntamente haber envenenado premeditadamente a 23 alumnos de entre 4 y 5 años añadiendo nitrito de sodio a su comida, informan medios locales.

Según el portal de noticias Sixth Tone, uno de los pequeños permanece hospitalizado en estado grave tras haber ingerido gachas con un nivel anormal de nitrito de sodio, un aditivo alimentario que es tóxico e incluso letal si se usa en grandes cantidades.

Aunque la policía especificó en un comunicado que continúa con las investigaciones y afirmó que todavía no se han esclarecido los motivos del incidente, fuentes policiales citadas por medios chinos aseguran que el profesor, apellidado Wang, podría haber envenenado a los niños para vengarse de uno de sus compañeros.

La escuela ha sido clausurada y el resto de alumnos -el total de niños matriculados ronda los 50- han sido trasladados a otros centros de la zona.

Comparte