Comparte

Un enfermero del Instituto Mexicano del Seguro Social presuntamente vendía plazas sindicales y órganos y aprovechaba de sus influencias para hacer tratos ilícitos con pacientes y personal administrativo, en Chihuahua.

Autoridades identificaron como Jorge Alberto, al enfermero del IMSS que presuntamente vendía órganos a pacientes y plazas de trabajo al personal, en cantidades que oscilaban entre los 30 a 80 mil pesos y los órganos en cerca de medio millón de pesos.

No obstante, cuando sus clientes no cumplían con el trato, los asesinaba; asimismo, se confirmó que las funciones del enfermero eran ayudar a trasladar pacientes entre salas y laboratorios, hacer curaciones y llenar formatos, pero contaba con importantes contactos con el sindicato del hospital, lo cual le facilitaba los ilícitos.

Las autoridades buscan para su detención a Juan A., quien se desempeñaba como encargado de la bolsa de trabajo en el IMSS, quien presuntamente era quien acercaba a las personas que sobornaban al enfermero, asimismo, a la red de empleados que participaba en los ilícitos.

Comparte