Comparte

Carlos Ghosn, máximo directivo de Nissan Motor, fue detenido en Tokio tras una investigación de las autoridades japonesas por supuestas irregularidades en sus finanzas personales, detención realizada por representantes de la fiscalía del distrito de Tokio.

Ghosn, de nacionalidad franco-brasileña y también presidente de la alianza que conforman Nissan, Renault y Mitsubishi Motors, fue interrogado por la investigación iniciada por no declarar presuntamente una serie de ingresos que había recibido.

Nissan confirmó mediante un comunicado que Ghosn estaba siendo investigado por la compañía «desde hace varios meses” y de acuerdo con diferentes medios, las investigaciones estaban ligadas a «malas conductas» de su máximo directivo y de otro alto ejecutivo del grupo, Greg Kelly.

Comparte