Comparte

Por Hector Muñoz 

Johnny Depp está nuevamente involucrado en problemas legales, luego de atacar a un miembro del equipo de la producción de su último proyecto cinematográfico, quien le exige una compensación de casi 2 millones de pesos.

De acuerdo a la versión del gerente de locaciones de la cinta ‘City of Lies’, Gregg “Rocky” Brooks, Depp contrató a dos de sus amigos para una escena en el centro de la ciudad, pero durante el rodaje, “Rocky” le informó al director que sólo podían grabar una toma más, desatando la furia del reconocido histrión.

Brooks argumentó que Johnny había estado fumando y tomando todo el día en el set, tenía un abundante aliento alcohólico durante el altercado y que para calmar la situación tuvo que ser sacado por sus guardaespaldas.

Hasta este momento el también productor, director, guionista y músico estadounidense no ha dado su versión al respecto de este incidente.

Comparte