Comparte

A partir del 28 de junio Italia pondrá fin a la obligación de usar cubrebocas al aire libre, anunció este lunes Roberto Speranza, ministro de Salud.

La medida se aplicará en todo el país, excepto la región del Valle de Aosta, donde se mantiene una actividad regular de la pandemia de COVID-19 y donde habitan unas 125 mil personas, de las 60 millones que viven en Italia.

El Comité Técnico-científico que asesora al gobierno sobre la pandemia, consideró que el cubrebocas ya no debe ser obligatorio en las zonas blancas, pero que la población debería tener siempre una a mano por si se dieran situaciones de alta concentración de personas.

Los nuevos contagios en Italia se mantienen en niveles mínimos, como los de septiembre pasado, y suponen un descenso de más de 400 casos si se comparan con las cifras del lunes anterior.

Comparte