Comparte

 

El Centro de Rehabilitación Infantil de Veracruz (CRIVER) redujo en un 50% los servicios médicos que presta, como consecuencia de la nueva realidad por la pandemia del COVID-19 y las medidas sanitarias preventivas que necesariamente deben aplicarse para el cuidado de su personal, pacientes y familiares que asisten a este Centro.

Pese a esta situación, diariamente son atendidos más de 200 niños y jóvenes que requieren terapias y se cuenta con disponibilidad de atención en la mayoría de las especialidades, debido a que muchos de ellos decidieron suspender su tratamiento para evitar riesgos de contagio en los medios de transporte que utilizan

“Nosotros seguiremos creciendo en el porcentaje de atención pacientes y servicios que se requiera”, explicó el Presidente del CRIVER, Enrique Cházaro Mabarak. Los padecimientos que más atendemos en esta nueva etapa, son de tipo musculo-esqueléticos y problemas conductuales de niños y niñas.

Con la reapertura del servicio de Odontología, y próximamente de transporte, esperamos lograr una prestación al 100% de los servicios que tradicionalmente hemos otorgamos. Los pacientes que deseen retomar sus consultas y tratamiento, pueden notificarlo a los teléfonos de CRIVER 229 9552178 y 229 9552179, indicó.

Al mismo tiempo reconoció la solidaridad de los empresarios veracruzanos y de la sociedad veracruzana en su conjunto que han continuado apoyando esta labor, así como el indispensable recurso autorizado por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, el cual es proporcionado por la SEFIPLAN, y sin el cual no podría seguir funcionando el CRIVER.

Comparte