Comparte

Mizael Hernández

El regidor segundo del ayuntamiento de La Antigua, Veracruz, Uriel Cruz Roque, reconoció que este municipio, está viviendo una crisis de inseguridad, propiciada por factores de ingobernabilidad tanto municipal como estatal.

La inexistencia de un adecuado sistema de alumbrado público, ha convertido a Cardel en «nido» de delincuentes y de ahí, los robos que se han incrementado en las últimas semanas, ya sea en la calle, casa o en los comercios; ejemplo el ocurrido la semana antepasada en la calle Francisco Ferrer Guardia, en pleno centro de la ciudad, a cuadra y media de la base de la SSP.

Según el regidor con la comisión de policía, a la falta de alumbrado público, se suma la carencia de policías y patrullas estatales, que impiden se otorgue seguridad al 100 por ciento.

Se lanzó  la convocatoria para la policía municipal, donde solo dos aspirantes se interesaron, sin embargo, ya desertaron.

Respecto a la colocación de cámaras de seguridad en los comercios, el edil dijo que gran parte de ellos cuenta con estos equipos, por que han jugado un papel muy importante cuando se ha suscitado un acto delictivo.

Comparte