Comparte

Corea del Norte sugirió que su brote de COVID-19 comenzó en personas que tuvieron contacto con globos provenientes de Corea del Sur, una afirmación cuestionable que parecía ser un intento de responsabilizar a su rival en medio de las crecientes tensiones sobre su programa nuclear.

Por varios años, activistas han volado globos a través de la frontera para distribuir cientos de miles de folletos de propaganda que critican al mandatario norcoreano Kim Jong – un, y muchas veces Corea del Norte ha expresado su enojo hacia los activistas y las autoridades surcoreanas por no frenarlos.

Cabe señalar que las autoridades sanitarias mundiales han señalado que el COVID-19 es propagado por personas en contacto cercano que inhalan pequeñas gotas que viajan en el aire y es más probable que ocurra en espacios cerrados y mal ventilados que al aire libre.

El ministerio de Unificación de Corea del Sur indicó que no había posibilidad de que los globos surcoreanos hayan propagado el virus a Corea del Norte.

Cabe destacar que los lazos entre ambas Coreas siguen tensos en medio de un prolongado estancamiento en la diplomacia encabezada por Estados Unidos para persuadir a Corea del Norte de que abandone sus ambiciones nucleares a cambio de beneficios económicos y políticos.

Comparte