Comparte

A dos días de que se celebre la final de vuelta de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu, el club Boca Juniors no se rinde en su intención de ganar el partido sobre la mesa, presentando un recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), para que el equipo River Plate fuera descalificado.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) desestimó el jueves el recurso de apelación presentado el 30 de noviembre por Boca, que agotará sus opciones con un nuevo recurso ante el TAS.

La escuadra Xeneize se apega a lo acontecido en el 2015, cuando en octavos de final Boca Juniors fue descalificado tras la suspensión del encuentro en la bombonera al surgir un ataque de gas pimienta sobre los jugadores de River Plate.

Siguiendo este precedente, la Conmebol pedirá ahora al TAS que se dé por perdido el partido del día 24 a River y sea eliminado de la competición.

Aunque habitualmente las decisiones del panel se comunican unas semanas después, en algunos casos de apelación se emiten en la misma jornada en que se celebra la audiencia.

Comparte