Comparte

Luego del fracaso que significó la realización de la Consulta Popular en el país, en la que se invirtieron 500 millones de pesos, el Presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Veracruz, Joaquín Guzmán Avilés, lamentó que el capricho y derroche de Morena se realizó a costo de la compra de medicamentos para niños con
cáncer, reactivación económica y obras de desarrollo social.

El dirigente estatal criticó que la consulta popular se convirtió en un derroche más
del Gobierno Federal en su intento por distraer al país y cumplir con los caprichos del
Ejecutivo Federal, mientras México atraviesa la tercera ola de Covid con riesgo a
que los servicios de salud sean insuficientes.

Aunado a esto, hay casos de mayor relevancia por atender, como la exigencia
permanente de medicamentos y tratamientos para niñas y niños con cáncer,
desabasto de medicamentos generales, atención en hospitales, fortalecimiento de
la seguridad pública, rehabilitación de carreteras y apoyo a comerciantes para la
necesaria reactivación económica.

“La consulta fue de todo: distractor, derroche de dinero, capricho de Morena;
ejercicio democrático es lo que nunca fue. Si la idea es iniciar procesos judiciales
contra algunas personas, para eso ya está la ley y solo debía aplicarla” indicó
Guzmán Avilés.

El Presidente del PAN Veracruz hizo un llamado para que los gobiernos estatal y
federal atiendan sus responsabilidades desde el ámbito de su competencia, en
lugar de generar y promover distractores a costo del bienestar de las y los mexicanos.

“Lo más lamentable es que esto salió del bolsillo de las y los veracruzanos, de los
mexicanos, incluso de esas madres y padres de familia que han protestado días y
noches porque sus hijos tienen cáncer y el Gobierno no les otorga sus tratamientos.
Es una burla”.

Finalmente, Joaquín Guzmán advirtió que el PAN continúa exigiendo que el
Gobierno Federal se comporte a la altura de las exigencias del país, y no como caja
de diversiones y complacencias para el Ejecutivo Federal y Morena.

Comparte