Comparte

El rector de Notre Dame, Patrick Chauvet, anunció este jueves que se construirá una catedral de madera «efímera» delante de la catedral parisina que ardió en llamas el lunes, el tiempo que dure la reconstrucción.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, alentó el proyecto y aceptó prestar «una parte de la explanada» delante de la catedral para la construcción «en madera».

La construcción permanecería en ese lugar hasta que terminen los trabajos de reconstrucción de la catedral, que deben durar cinco años a pedido del presidente francés Emmanuel Macron.

Cabe destacar que la catedral de París era el edificio más visitado de Europa.

Interrogado sobre las críticas que circulan por los montos prometidos para la reconstrucción, unos 960 millones de dólares, Chauvet indicó que analiza la posibilidad de construir «un lugar para los necesitados», como lo fue el Hôtel-Dieu, el hospital que se encuentra al lado de la catedral, ya que «una catedral tiene a su lado un lugar de caridad».

Comparte