Comparte

El Congreso del Estado de Sinaloa logró por unanimidad la prohibición de las corridas de toros, por lo que se convirtió en el quinto Estado del País en sancionar la tauromaquia.

Tras rechazar el veto que el ex Gobernador Quirino Ordaz Coppel realizó el pasado 1 de abril de 2021 a reformas para evitar esta prohibición, los legisladores de la Sesenta y Cuatro Legislatura retomaron el Decreto 581, propuesto en enero del año pasado para la protección animal.

La reforma prohíbe y sanciona como un delito que se realicen espectáculos de corridas de toros, novillos y becerros, así como la venta de animales en la vía pública

«En este Decreto se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley de Protección a los Animales, Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable y del Código Penal, todos para el Estado de Sinaloa, en materia de protección a los animales», se informó a través de un comunicado.

El primero en sancionar este espectáculo fue Sonora, donde desde el 4 de mayo de 2013, canceló la corrida de toros de la fiesta brava y para ello se recabaron más de 18 mil firmas a favor de la Ley de Protección a los Animales.

Más tarde, se sumó Guerrero, el 31 de julio de 2014,  cuando se prohibieron las corridas de toros, las peleas clandestinas de perros y el uso de animales en circos.

Para el 21 agosto de 2015, el Congreso local de Coahuila prohibió por mayoría las corridas de toros, convirtiendo a esta entidad en la tercera en hacerlo.

Quintana Roo antecedió a Sinaloa, tras prohibir la tauromaquia y las peleas de gallos el 28 de junio de 2019.

Comparte