Comparte

Contra la oposición de vecinos de los fraccionamientos Virginia y Costa Verde, así como de las colonias Revolución y Nueva Era, y sin exhibir las autorizaciones municipales, de la SENER, Protección Civil y del Medio Ambiente, la empresa Gas Natural del Noreste (GNN) trasladó el fin de semana a Juan Pablo II los tubos con los que pretende instalar un gasoducto en esa calzada para suministrar ese combustible de alto riesgo a los domicilios de la zona.

El viernes por la tarde, una unidad de la Constructora Marusa, S.A. de C.V. –que atiende al sector de petr√≥leo y gas, con oficinas en La Ceiba, Villahermosa, Tabasco–, transport√≥ 27 tubos de seis pulgadas de poliuretano de alta densidad a un terreno bald√≠o localizado en Juan Pablo II entre Sahag√ļn y Alaminos, y de inmediato los taparon con una lona azul para tratar de ocultarlos.

Ese terreno baldío es ocupado por el gobierno municipal para depósito de gravilla y otros materiales que se van a utilizar en la magna obra de pavimentación iniciada hace poco más de un mes en esa importancia vía de comunicación.

Los tubos son de caracter√≠sticas muy parecidas a los que instala la Compa√Ī√≠a de Agua (CAB) de Boca del R√≠o en esa calzada del fraccionamiento Virginia para renovar su red de distribuci√≥n del vital liquido, con una √ļnica diferencia: franja azul al costado en los tubos del agua potable y franja amarilla en los a los que se ocupar√°n en el gasoducto de la empresa for√°nea GNN, que los vecinos rechazan.

En casas, postes y √°rboles localizados a lo largo de la calzada Juan Pablo II pueden observarse mantas y carteles de oposici√≥n al gasoducto que los vecinos han ido colocando, quienes advierten peligro inminente para ellos y sus familias por tratarse de un producto altamente vol√°til, como es el gas metano, pero, sobre todo, porque la compa√Ī√≠a de gas natural ni autoridad alguna los han consultado si est√°n conformes con la instalaci√≥n del gasoducto.

Los colonos no han sido informados sobre la intención de meter esas tuberías en la transitada avenida ni han realizado estudios de factibilidad de suelo y mucho menos se conoce la existencia de un mapa de riesgos. Hace dos meses, los vecinos reportaron que un camión recolector de basura se hundió en un socavón en Tres Carabelas casi esquina Juan Pablo II, debido al suelo arenoso en toda la zona, lo que es un riesgo para todas las tuberías.

Los llamados ‚Äútubos ahogados‚ÄĚ podr√≠an colocarse aprovechando la obra de pavimentaci√≥n de Juan Pablo II, a pesar de que esa compa√Ī√≠a carece de permisos, bajo el argumento de que por ahora no van a transportar gas, sino hasta que cuenten con todas las autorizaciones. Los vecinos, sin embargo, opinan que se trata de una acci√≥n ilegal, al no haberlos consultado y mucho menos advertido de los peligros de un gasoducto enfrente de sus casas.

Además, ese gasoducto afectaría a centros comerciales, uno de ellos Urban Center, un Hospital que se encuentra dentro de esas mismas instalaciones, un laboratorio de análisis clínico, dos escuelas, farmacias, dos tiendas de autoservicio, una iglesia, así como varios negocios de restaurantes y de otros giros.

Comparte