Comparte

Un hombre de 33 años fue atacado por un cocodrilo marino de dos metros de longitud aproximadamente mientras exploraba un arrecife cerca de Lizard Island en el noreste de Queensland, esto la tarde del pasado 23 de septiembre.

El funcionario de ese estado explicó que la isla se encuentra en un territorio frecuentado constantemente por los saurios, y pidió a las personas que ingresan que sean muy prudentes ya que es muy popular entre los aficionados al buceo.

La población de cocodrilos de agua salada creció notablemente en el norte de Australia desde que fueron declarados especies protegidas en 1971 y matan a un promedio de dos personas al año, por lo que no se considera una especia de alto peligro.

Comparte