Comparte

Sergio Pérez mostró resentimientos con la escudería McLaren, con quien estuvo en 2013, luego de que tenía la ilusión de conseguir buenos resultados dentro de la Fórmula 1.

“Checo” Pérez deslumbró en el deporte motor en sus dos primeros años con Sauber y por ende el histórico equipo de Woking buscó sus servicios, ahí el tapatío quien aspiraba a luchar por podios, pero la falta de un auto competitivo sólo le perjudicó en su trayectoria.

“Llegó la oportunidad con McLaren. Llevaban cinco años ganando carreras y luchando por títulos, así que, cómo podía decir que no.

Era algo obvio”, recordó Pérez Mendoza.

En un podcast oficial en el portal de la F1, el piloto mexicano reconoció que para llegar a McLaren tuvo que desprenderse de Ferrari, con el que sostenía una relación de aprendizaje.

Comparte